Una cuestión de clase

No se si lo notaron, pero es la clase trabajadora la que está, una vez más, poniendo el cuerpo para bancar la parada y que todo funcione en esta #cuarentena.
Trabajadrxs de la salud, recolectores de basura, choferes, trolebuseras, taxistxs, remiserxs, empledxs de supermercados, empledxs de empresas alimenticias, distribuidorxs de alimentxs, lxs que reparten comida en sus bicicletas o motos, la señora del almacén, el kiosquero, la panadera, los trabajadorxs de empresas de telefonía, empleadxs de farmacias, etre otrxs. Y la solidaridad entre las personas, aquella acción tan desvalorada en el sistema capitalista y su modelo neoliberal.
Hoy por la mañana informan por la radio que de los últimos 30 casos declarados en el país, lxs enfermxs (en su gran mayoría) son personas que viajaron al exterior; que un nene bien con #Coronavirus se escapó de un hospital en Uruguay y se tomó el buque rumbo a la Argentina, poniendo en riesgo a otras 400 personas; también que en el primer día de cuarentena, la clase media – alta salió corriendo a la costa o a mejores zonas de confort para pasar “su cuarentena”.

Entretanto que los bancos, tarjetas de créditos y empresarios, nos muestran “beneficios” al estilo espejitos de colores, mientras buscan como hacer una oportunidad del momento o pretenden descargar los costos sobre quienes siempre ponen el cuerpo.
Seguro que lo notaron, nomás lo quería señalar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s