Archivo de la categoría: Contra el régimen

Matar al presidente

“Voy a matar al presidente”… gritaba frente al televisor en su casa. El calor y la angustia del inminente recorte jubilatorio y a las pensiones lo colmaban. Estaba por estallar. Salió de su casa, fue a una plaza y en ese lugar no encontró el desahogo necesario. Sacó su celular, llamo al 911 y dijo: “Tengo una bomba y voy a hacer estallar el avión presidencial”.

Mientras en Plaza de dos Congresos la policía reprimía bestialmente y se preparaban para la cacería de manifestantes, en el centro de atención del 911 atendieron la llamada de Javier el cual repetía: “Tengo una bomba y voy a hacer estallar el avión presidencial”. En el Call Center tomaron en serio su llamada. Seguir leyendo Matar al presidente

El antihumano

Unos de los iconos de la muerte se llamó al silencio final. Se quedó empantanado en su putrefacta miseria. La oportunidad de haber mostrado una fibra de humanidad la perdió.

Con su mirada de horror, su caminar deambulará eternamente por el panteón de los aborrecidos por la historia y con él, su ejército de genocidas. Seguir leyendo El antihumano

La delgada línea

No creo que este gobierno, sea una dictadura (por ahora), pero achica tanto las frágiles libertades democráticas, que en un debate objetivo con los hechos facticos sobre la mesa, cada día es menos sostenible la idea que vivimos en democracia. Más bien se constituye en una democracia-dura y se perfila a ser una dictablanda. Este es el signo, de las democracias en los países de América Latina donde gobierna la derecha, caracterizado por no poner en marcha (por el momento) el manual de las desgastadas clásicas dictaduras del siglo XX.

Tampoco es un gobierno tradicional de fascistas o nazis, tal como lo conocimos en el siglo XX, pero el cumulo de rasgos en su acción política de tinte fascistoide o nazi les es indeleble. En lo económico son ultras liberales, representan el sector de la burguesía más rastrera y servil al capital y sus centros de poder. Los formidables préstamos solicitados a la banca mundial, posicionándonos entre los países que más deuda han contraído durante el 2016 y 2017 a nivel mundial, así lo demuestran. La fórmula es clásica: Contracción del aparato productivo; incremento exponencial de deuda, concentración / monopolización de la economía. Seguir leyendo La delgada línea