Disculpen las molestias: estamos aprendiendo a defender la educación

Por: @Josecomunicando / “¿Dónde estaban todos estos?”, se preguntó un viejo activista parado frente a un colegio tomado. “¿No era que todo el alumnado estaba en la gilada?” reflexionó un transeúnte mientras pasaba en un maltrecho colectivo rumbo a su trabajo.
¿Qué dirán ahora lxs pedagogxs?¿Cómo fue que después de gastar miles y miles de pesos en congresos, jornadas y talleres para ver cómo integrar al estudiantado a la vida educativa, se encontraron frente a estxs chicxs empoderadxs y apropiadxs de sus lugares de estudio, contradiciendo aquellos informes donde son caracterizadxs como estudiantes con un bajo grado de concentración y poca actitud participativa? El asombro y desconcierto de lxs técnicxs de la educación se refuerza al reconocer que son estxs estudiantes quienes están marcando los puntos débiles, retrógrados y de desfinanciamiento que hay en la educación.

Este alumnado no fue invitado a discutir la nueva Ley de Educación provincial, y a vista de la declaraciones de lxs funcionarixs ministeriales y de varixs periodistas, es comprensible que así fuera. Desde el poder no faltaron epítetos y reflexiones de alto vuelo para explicar las motivaciones de las tomas de escuelas. Se dijo que son: “seguidores de una moda, que luchan por algo ilegítimo, sin tener objetivos claros”. Otrxs encumbradxs mediáticxs, apostaron a argumentos de carácter biologicista y explicaron que: “se encuentran en medio de “un jubileo” y de “una revolución hormonal”.
Claro, no hay dudas que estos personajes son quienes después se lamentan porque lxs jóvenes se alcoholizan, se matan en accidentes de tránsito por excesos o porque son apáticos e indiferentes a la realidad. No hay dudas de que para este sistema es mejor tener preocupada a la juventud en ver cómo van a consumir lo que no tienen un sábado a la noche. O que estén al tanto de cómo salió puntuado la Mole Molli en el programa de Tinelli. O que deambulen sin la posibilidad de desarrollar un pensamiento crítico acerca de las condiciones sociales, económicas, culturales y de género imperantes que coartan e impiden la libertad de decidir qué hacer y quién ser. En los setentas se decía que la juventud estaba equivocada porque tenías ideas apátridas y extranjerizantes; en los ochentas, que eran manejadas por partidos de izquierda;, en los noventa que eran todxs unxs drogadictoxs y, sorprendentemente ahora, se escucha afirmar que lxs manejan las madres, los padres y los partidos políticos.
IECEn definitiva, para este sistema y sus vocerxs de turno, un/a adolescente siempre es un/a idiota que no puede tener pensamiento propio y obrar en consecuencia. Para ellxs, el lugar de la juventud es la sumisión y aceptar la realidad tal cual es sin interferir en los planes fríamente calculados del capital y sus estados y gobiernos cómplices.
Como respuesta rápida y efectiva a las tomas, el Fiscal Sandoval actuó, según sus dichos, “de oficio” e intentó un desalojo violento de los colegios. Pero para su desgracia la respuesta de padres, madres, y por sobre todo del estudiantado fue tan fuerte que tuvo que recluirse en un bar, tomarse una cerveza y meditar cómo organizar su retirada ante tanta dignidad y compromiso mostrados en la puerta del colegio Carbó. De esa forma, la madrugada del viernes comenzó con un pequeño triunfo que obligó al Ministerio de Educación a garantizar para la tarde del viernes una reunión en casa de gobierno entre estudiantes y funcionarixs educativxs. Sin embargo, la presión policíal se despliega en los alrededores de las escuelas constantemente: obligan a identificarse a lxs pibxs que van caminando hacia las tomas, e incluso a padres y madres que están en el exterior de los edificios apoyando a sus hijxs, móviles realizan rondas o se apostan en las cercanías de los establecimientos educativos. Ya tomó estado público la amenaza que sufrió un adolescente de 13 años por parte de efectivos policiales si continuaba su camino a la escuela tomada: “te vamos a llenar la espalda de balas de goma”.
En este sentido, y para sorpresa de propios y ajenos, la actitud de una alta funcionaria del colegio Instituto de Educación Córdoba (IEC) de denunciar penalmente a lxs estudiantes es una muestra clara de la verdadera cara de la moneda del doble discurso academicista y progresista que a la hora de salir a defender al estudiantado que toma el colegio en defensa de la educación opta por actitudes intimidatorias y represivas. Pero allí la reacción del estudiantado es de una fortaleza tal que le devuelve la dignidad a su colegio, resistiendo y no cediendo ante las amenazas recibidas. Entre tanto, ante las explicaciones exigidas por lxs jóvenes, la funcionaria aclaró que se vio desbordada por la situación y que desde el “ministerio de educación” y la “uepc” le recomendaron acudir al precinto policial.
Lxs estudiantes han dejando bien en claro que su motivación no es únicamente por problemas edilicios, sino que rechazan el nuevo proyecto de Ley de Educación Provincial. Aquella que para resolver los problemas “conductuales” abre la puerta a la educación religiosa en todos los colegios, tratando de domesticar al rebaño perdido. Las empresas también quieren su tajada y se permitirá de esta reforma, que los colegios estén al servicio de sus intereses. Y lo que resulta más indignante aún es que el gobierno dejará que el capital privado premie a las escuelas que les sean más funcionales a sus propios intereses. El sistema educativo se regirá por la lógica del mercado, donde un/a empresarix financiará al colegio que esté en mejor oferta. Pero esto no es tan nuevo ni tan original: en las universidades nacionales, la ley de educación superior menemista ya había incorporado estos conceptos y se aplican en la actualidad.
Pero ni en los más remotos cálculos de los sindicatos de la educación, subordinados a los intereses del poder y defuncionarixs garantistas del capital, estaba que el estudiantado dejara su pasividad y se transformara en un movimiento que juega como el talón de Aquiles en la política educativa de Schiaretti y Grahovac. Ni tampoco que alcanzara el nivel de organización y solidaridad que han demostrado en estos días, desde que se hace el desayuno por la mañana, la preparación las camas, el reparto de las frazadas, hasta el análisis y construcción colectiva de documentos y comunicados, pasando por el aprovisionamiento de alimentos, recambio de puestos, asambleas horizontales, apoyo mutuo, etc. Como para indicar que lejos de estar perdiendo “valiosos días de clases” se están nutriendo de una experiencia de vida transformadora.
Mientras que el 2010 entra en su trimestre final y se perfila un nuevo año electoral, mientras lxs políticos de siempre se maquillan y tejen alianzas para presentarse como lxs nuevxs eternxs renovadxs de la política, desde las entrañas del sistema educativo ha emergido un movimiento estudiantil que comprende claramente qué significa hacer política, que entiende dónde están las necesidades de nuestra sociedad y que construye colectivamente con rebeldía, alegría y compromiso nuevas soluciones a los viejos problemas que la clase política no está dispuesta a resolver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s