Esta madrugada Berta Caceres fue asesinada

Nuestra sangre nuevamente nutre nuestra tierra latinoamericana. El amo del norte mando a sus sicarios a matar.
Las corporaciones transnacionales y los gobiernos de derecha no iban a perdonar que una india y el pueblo Lenca le hayan ganado la pulseada.
La intención de instalar bases militares norteamericanas en esas tierras fueron frenadas por el gigante y digno pueblo Lenca.
Ni la cárcel, ni el asesinato de varios campesinos pudo hacer que torciera el brazo, que bajara las banderas. Sabia muy bien que el imperio no perdona. Sobre ella llovían amenazas de muerte, pero su amor por el río blanco y las tierras que alimentaba era más grande. Su amor por su pueblo la templaba.
Hoy, el río blanco es rojo, el pueblo de Morazan cierra el puño.
Nuestra resistencia es infinita.
El pueblo hondureño está de pie.

Por: @Josecomunicando

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s