Solamente atino a levantar los puños y cubrir su rostro

418284_2930535353930_678233847_nEsta historia merece ser contada, podrá ser de titanes o súper héroes, pero es solamente de un animal “normal”.

Le recriminó a su padre: “Vos no vas a entender, no comprendes…..”.

Sucede que esa mañana cerro los puños, su sudor salían por sus celestes ojos, mientras se nublaba todo a su alrededor.

El concepto de amistad esa amanecida jornada había tomado dimensiones altamente significativas, podrían los hermanos desconocerse, pero él no eludiría al compromiso del desafío plateado, estaba en juego la amistad, y para él todo lo eclipsaba.

La suerte diría su destino y no importaba esa posible dura realidad. Se aferró a sus instintos, pero esa vez lo traicionaron. Los golpes, respuesta de lo apostado no demoraron en llegar, pero su honor no sería golpeado, los puños cubrían sus rostro, mientras sus brazos cubrían la ofrenda de su amistad.

Ante cada golpe, su voto de amistad tomaba otra dimensión y su compromiso de cuidarlo tomaba gigantescas proporciones. A él solamente le importada el honor y con él parirían. Endureció el maxilar, achicó la zona de impacto y respiró lo suficiente como para no mostrar debilidad. Su honor estaba en juego y no estaba dispuesto a perderlo.

Cuando los golpes zumbidos terminaron, sus celestes ojos volvieron y su blanco cuerpo retomó la postura no entregada, para defender lo más sangrado logrado en sus 7 años. Nada lo doblegaría ante aquel triunfo perdido en el azar.
Se erigió ante el son de una campana y se dispuso a marchar triunfal ante los atónitos ojos de sus eventuales contrincantes y sus detractores.

Horas más tarde, ya en su casa, miró tan fuerte como se puede mirar y cuando no pudo más, reclamo ser entendido por su padre y exigió respeto por su entrañable gesto de amistad.

PD: Ese es mi hijo Lautaro Fernandez

Esto sucedió en un recreo del colegio.
A un amigo de L. un grupo de chicxs le quería pegar. Pero rápidamente L. propuso jugar a” piedra, papel o tijera”, si él ganaba nadie le pegaría a su amigo, pero si él perdía pondría su cuerpo.
Lo que sucedió es que perdió y L pago su compromiso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s