El antihumano

Unos de los iconos de la muerte se llamó al silencio final. Se quedó empantanado en su putrefacta miseria. La oportunidad de haber mostrado una fibra de humanidad la perdió.

Con su mirada de horror, su caminar deambulará eternamente por el panteón de los aborrecidos por la historia y con él, su ejército de genocidas.

17 perpetuas cayeron sobre sus actos, la muerte no lo liberará de nada y menos de la perpetua condena de nuestro pueblo que con gran justicia no olvidara los crímenes del Chacal.

Su nombre siempre será asociado hasta donde es posible que la burguesía puede llegar para defender su modo de vida.

En vergonzoso y desencajados actos, algunos ministros, jueces, empresarios, curas y militares tendrán la imposible tarea de salvarlo de la historia, como una evocación para salvarse a sí mismos.

Pero alertas, el Chacal murió, pero no su venenosa ideología.
Por eso luchamos, por la vida.

Texto; ☆JoseComunicando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s