¿El fútbol nos tapa la cancha?

Pareciera un concepto fuera de moda o demasiado forzado para explicar la apatía que ocurre en nuestra sociedad frente a las injusticias.

Pero veamos cuanto ocurre, lamentablemente, bajo la sombra de una pelota mundialista.

Mientras esperábamos con ansias el inició del partido definitorio para nuestra selección ante Nigeria, se colaba incipientemente en las redes sociales una noticia a la que no queríamos dar crédito o que sencillamente era demasiado cruel para ser verdad. Más de 350 trabajadrxs de prensa eran despedido de la agencia de noticias TELAM. Así nomas, sin motivo, solo con el argumento de re-estructuración.
Y sin piedad empezaron a caer los telegramas.

El seleccionado nacional salió a la cancha, puso lo que esperábamos que ponga y los goles acompañaron los mejores deseos de millones de corazones argentos…

Pero los telegramas no paraban de llegar en todo el país y la tarde del martes se tiño de tristeza en por lo menos 354 hogares. Carlos Nis, un periodista despedido de #Telam expresó con crudeza lo que ocurría: “Mis hijos lloran el gol de Rojo, yo porque no se como decirles que hoy me echaron de la Agencia Telam después de 22 años”.

Por las TV y en los celulares, las imágenes del gol de #Rojo se repetían incansablemente y la destreza mágica de #Messi para hacer el primer gol no dejaba de asombrarnos. Fue tanta la alegría que hasta olvidamos el polémico penal que nos cobraron y nos costara momentos de angustia ante el 1 a 1 de Nigeria.

Pero por esa condición que tiene el fútbol en nuestra epidermis irracional que nos desenfoca, la sociedad se permitió olvidar, dejar caer en el vacío los despidos. Y como al igual que en el fútbol, cuando se ablanda la defensa, la cancha se inclinó lacerante sobre quienes relajan posiciones.

Horas más tarde del fin del partido clasificador a octavos de finales, en la ciudad de #Rawson (Chubut), la Guardia de Infantería arremetía contra quienes protestaban frente a Casa de Gobierno para exigir aumento salarial, en un conflicto que ya lleva mas de 100 días.

Esa tarde noche, el silencio celeste y blanco se escuchó, el cinismo se impuso en una jornada que a contra marca del fútbol no será efímera, ya que los goles pasan, los despedidos quedan y los trapos se manchan.

Esperando por la revancha, ¿podremos evitar que el fútbol nos tape?

Texto: @JoseComunicando
Foto: Campaña de trabajadorxs de prensa contra los despidos en #Telam

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s